Los primeros voladores

Los potosinos tenemos una extensa cantidad de tradiciones y costumbres que han sobrevivido al pasar de los años, de generación en generación, un claro ejemplo es la danza conocida como «El vuelo del gavilán» realizada en Tamaletón, comunidad del municipio de Tancanhuitz, uno de los pocos lugares del país donde se lleva a cabo este ritual de voladores, a cargo de la comunidad Teenek.

Con una armonía entre danza y el sonido del tambor y la chirimía -una pequeña flauta de madera-, cada intérprete representa uno de los rumbos cósmicos, y en su descenso simulan el vuelo de un gavilán. Esta ceremonia se realiza para pedir al universo una buena cosecha al inicio del ciclo y para agradecer al finalizar el mismo y es considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde el 2009. Se realiza sobre un tronco de más de 15 metros de altura sin seguridad de ningún tipo mientras escalan hasta la punta del mismo y en el pequeño radio del tronco uno de los voladores hará gala de su equilibrio mientras los demás simulan el vuelo representando gavilanes girando alrededor del tronco amarrados por la cintur.

Es un ritual que ha permanecido desde el año 600 antes de cristo, antecesor de los voladores de Papantla. Tiene entre los preparativos la preparación física y espiritual de los participantes, la confección del atuendo, la selección y corte del árbol, el arrastre y levantamiento del «palo», y por último, la danza en tierra y el vuelo en lo alto del palo.

El «palo» de 15 metros en el momento de la ceremonia se convierte en el centro del Cosmos, alrededor del cual las mujeres, hijas de la Madre Tierra, danzan en círculo con pasos cortos y rítmicos. Todas llevan su atuendo tradicional del que se distingue el petob (tocado en la cabeza), la falda, la blusa y sobre ésta, el dhayemlaab (como se le llama en lengua teenek, conocido también como quechquemitl en nahuatl), que para algunos significa el universo mismo; 5 hombres saludan al centro y a los cuatro puntos cardinales y suben por un mástil de madera de 18 a 38 metros de altura para realizar la Danza del Águila o de los Gavilanes, mejor conocida como Ceremonia Ritual de los Voladores.

Deja un comentario

Redes Sociales

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: