Trajineras del Río Valles, amigables con el medio ambiente

En los últimos meses, las trajineras del Río Valles se han vuelto famosas por su parecido con las de Xochimilco y la belleza de sus paisajes.

Sin embargo, pocos saben que éste es un proyecto turístico amigable con el medio ambiente ¿por qué? te explicamos.

El biólogo potosino Eleuterio Martínez Olguín cuenta que hace más de 10 años visitó la Ciudad de México acompañado de su hijo mayor.

Gracias a la película de María Candelaria, Eleuterio decide ir a Xochimilco para vivir el clásico recorrido en trajinera.

El potosino cuenta la sorpresa que se llevó al ver que el paisaje retratado por Emilio Fernández ya no existía.

La afluencia turística había demacrado los canales, y por ello Eleuterio no pudo sacarse de la cabeza la idea de tener el recorrido en un lugar menos explotado como en el Río Valles, en su natal Ciudad Valles.

Así, en 2017 nació el proyecto llamado Trajineras Alubel que significa “Trajineras bonitas” en téenek.

Lo primero que buscó el biólogo fue limpiar un poco el Río Valles, y es que por varios años el agua se vio afectada por residuales provenientes de ingenios de azúcar ubicados a lo largo de esta y de otras cuencas.

Sin embargo, para fortuna de todos, algunas de las empresas que más dañaban al río desaparecieron, y otras implementaron estrategias de limpieza y conservación, mismas en las cuales Eleuterio se vio involucrado al arrancar su proyecto.

Trajineras ecológicas

Aunque en apariencia sean muy similares a las de Xochimilco, las trajineras de Valles presentan algunas inovaciones.
En palabras del creador “obedecen al orden de evolucionar las tradiciones causando un impacto ambiental menor”.
En primer lugar, pese a que han sido construidas por habitantes de Xochimilco, prescinden de un remero y una pértiga de palo para desplazarse, y en su lugar llevan un sistema conformado por un motor eléctrico y paneles solares.

“Con esto, al no usar motores de combustión interna, no corremos el riesgo de que haya un derrame de combustible en el río, y además no contaminamos auditivamente, estos motores son muy silenciosos, y así la fauna no se asusta”, cuenta el biólogo a Reporte Índigo

Otra marcada diferencia con respecto a las trajineras de Xochimilco son los nombres que llevan.

Todos hacen referencia a personajes de la cultura potosina: Xantolo (Día de Muertos), El Detalle (rancho de “Cantinflas”) y  Querreque (popular huapango huasteco).

Durante sesenta minutos, recorrerás a penas 2km del Río Valles, sin embargo eso es suficiente para apreciar una inmensa cantidad de árboles, plantas y animales, además de escuchar las historias de la región

“Cada trajinera la manejamos con dos personas, una que va conduciendo, y alguien más que va contando las historias”, narra Eleuterio.

Deja un comentario

Redes Sociales

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: