El Panteón de Guadalupe en Real de Catorce

Una de las construcciones más antiguas y emblemáticas de Real de Catorce es definitivamente el Panteón de Guadalupe.

Construido en el año de 1775, el lugar se encuentra custodiado en la parte posterior por un enorme cerro.

Para entrar a el, tendrás que cruzar el arco principal y atreverte a recorrer el camino dividido por muros de piedra.

Desde que des el primer paso dentro de él, empezarás a encontrar tumbas austeras distribuidas sin mucha proporción en la superficie terrosa y caliza.

Encontrarás también lápidas y tumbas que son resguardadas por elaborada herrería, y en otros casos te sorprenderán las lápidas en forma de basamentos a base de ladrillo rojo, y pequeñas escalinatas bajo las cuales descansan sus primeros moradores.

Observa la capilla dedicada a san Francisco y la iglesia construida en honor a la Virgen de Guadalupe.

En su interior, bajo el pavimento y el atrio, se encuentran las tumbas de los personajes más importantes de la época y de aquellos que contribuyeron con el crecimiento y desarrollo de Real de Catorce.

A pesar de las diferentes restauraciones, podrás apreciar los murales con escenas de La Pasión de Cristo.

También hay  frescos como el de las Ánimas del Purgatorio elaborado a principios del siglo XIX, del pintor Francisco Borja.

En resumen, es otra experiencia con el tiempo que debes experimentar.

Deja un comentario

Redes Sociales

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: