Puente de Dios: un pedazo de cielo

Ubicado en el municipio de Tamasopo, en el Ejido la Palma se encuentra un pedazo de cielo.

Se trata de Puente de Dios, una de las bellezas naturales que cautivan día tras días.

El nombre de este sitio viene por un puente formado en la roca natural que rodea las pozas.

No hay quién no se enamore de estas pozas de agua color turquesa, cavernas y enormes caídas de agua que forman cascadas y ríos te robarán el aliento.

Sin duda, lo más llamativo es la iluminación solar en el interior de la caverna, sobre todo en las formaciones rocosas y en los espejos de agua.

Además, el sitio ofrece diversas actividades, tales como acampar, nadar o practicar deportes acuáticos.

Esto sin mencionar de los paseos tranquilos y relajantes que te ofrece el lugar.

La idea de Puente de Dios, es que disfrutes tu conexión con la naturaleza, el agua y el calor.

¿Cómo llegar a Puente de Dios?

Lo primero que tienes que hacer es llegar a San Luis Potosí, de ahí tienes que tomar la ruta que va hacia Valles-Tamasopo y dirigirte al poblado El Cafetal.

Es ahí cuando la aventura comienza, pues el próximo trayecto es un camino de 15 minutos a pie. Pero no te preocupes, no te perderás porque en todo el camino existen señalamientos para llegar a Puente de Dios.

Si tienes planeado visitar Puente de Dios, estás en buenas fechas, pues en los meses de noviembre a junio la corriente del agua es baja. De esta manera evitarás las aguas altas.

Deja un comentario

Redes Sociales

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: