5 SITIOS PARA UNA CELEBRAR EL DÍA DE MUERTOS

Cada vez está más cerca el Día de Muertos 2019.

Todos amamos estas fechas donde es momento de comer un delicioso pan de muerto comprar cempasúchil, colocar ofrendas y decorar con papel picado.

Sin embargo, también es la ocasión perfecta para planear un viaje y conocer las tradiciones de distintas ciudades.

Comunmente muchos viajan a Pátzcuaro, Mixquic, San Miguel de Allende o Xochimilco.

Pero últimamente otros destinos han adquirido gran popularidad por su gran riqueza cultura, y entre ellas esta SLP ¡Vamos a conocerlas!

La Marcha de las Antorchas: Chignahuapan, Puebla

Rodeado de bosques y a la orilla de una laguna se encuentra este Pueblo Mágico.

El lugar es conocido por su producción de esferas navideñas artesanales, pero también vale la pena conocer su festival de Día de Muertos.

Al caer la noche, la celebración da inicio con una congregación en el zócalo de Chignahuapan, alrededor de un inmenso tapete colorido que cuenta historias tradicionales.

Entonces empieza la tradicional Marcha de las Antorchas, una celebración característica de este lugar. Decenas de personas -locales y turistas- caminan por la “Calzada de las Almas”, desde la Parroquia de Santiago Apóstol hasta la orilla de la laguna de los muertos.

Cuando “La Marcha de las Antorchas” llega a la Laguna de Chignahuapan comienza el ritual de los muertos para conseguir purificación. Además, se hace una representación de las nueve pruebas que las almas de los difuntos deben enfrentar para llegar al Mictlán.

Hay miles de luces, velas flotando en el agua, balsas y calaveras. También hay música, baile, comida y fuegos artificiales.

Hanal Pixan: Mérida, Yucatán

En Yucatán el Día de Muertos es conocido como Hanal Pixán y la celebración dura tres días.

El 31 de octubre es dedicado a los niños difuntos y es llamado U Hanal Palal. El 1 de noviembre es dedicado a los adultos muertos y se le conoce como U Hanal Nucuch Uinicoob.

Finalmente el 2 de noviembre es el U Hanal Pixanoob, también llamado misa pixán, y es dedicada a todas las ánimas.

No te olvides de probar los platillos típicos como el atole nuevo o X-is uul, el pibil-x’pelon y el mucbipollo o pib.

 

La limpia de huesos: Pomuch, Campeche

Pomuch es un pequeño pueblo maya en Campeche en el que se celebra uno de los Días de Muertos más increíbles y únicas en México.

Literalmente aquí los muertos salen para celebrar con los vivos, y es que tras cuatro años de que una persona fallezca, las familias vuelven a abrir sus tumbas y sacan los restos de sus seres queridos.

Con mucho cuidado y amor, limpian y orean los huesos, mientras platican con el difunto sobre todo lo que ha ocurrido desde su muerte.

Luego, los huesos se guardan en una cajita forrada con tela bordada y se colocan en coloridos osarios, acompañados de agua y veladoras.

Puede parecer extraño para muchos, pero para los habitantes de Pomuch es una costumbre fundamental para garantizar el bienestar de la comunidad durante el resto del año.

Al ser también un pueblo maya, también es costumbre comer pib, un tamal que se cocina bajo tierra, muy parecido a la barbacoa.

 

Calaverandia: Guadalajara

En la ciudad de Guadalajara existe un parque temático completamente dedicado al Día de Muertos.

Éste tomó el nombre de Calaverandia y abrió sus puertas en 2018, reuniendo a más de 40 mil personas (3 mil por día).

Este año, el parque incluirá una hora más de experiencia, nuevas atracciones interactivas, música en vivo, exposiciones, artistas invitados, una zona gastronómica con platillos típicos.

La estrella de la noche es “Alma”, un espectáculo multimedia 4D con efectos especiales y experiencias interactivas para darte un paseo por el inframundo.

Xantolo, la fiesta de los muertos en la Huasteca Potosina

Si lo tuyo es la fiesta, la comida y el misticismo,  tienes que celebrar el Día de Muertos o Xantolo en la Huasteca Potosina.

Este es uno de lo eventos más importantes del año para los pueblos de la región ya que representa la unión sagrada con los muertos, quienes regresan a la Tierra la noche del 01 de noviembre.

El Xantolo, una mezcla de cultura indígena y española, tiene su origen en el término latino santo o sanctorum, como se referían los antiguos religiosos cristianos a todo el ritual asociado a recordar a ‘los que ya no están’ pero que, con el tiempo, sirvió para dar nombre a todo aquello que da vida y color.

Los altares de esta región se caracterizan por tener arcos que simbolizan la entrada y salida del más allá. Y no pueden faltar los platillos típicos en las ofrendas: caldo loco, chilpan, fruta de horno, jobito, tamales de pollo y puerco, zarabanda, aguardiente de caña, entre otras delicias.

View this post on Instagram

Ya instalada en la oficina. #Xantolo #RH #Potosino

A post shared by Viktor Del Mar (@vicktore_delmar) on

Y para los huastecos la fiesta no puede pues se cree que las ánimas vuelven del más allá para disfrutar de los placeres de la vida.

Se realizan danzas de “huehues” (término náhuatl que significa anciano), o la de los voladores de Tamaletom en Tancanhuitz de Santos, que acompañan a los familiares hasta los panteones.

 

Con información de Animal Mx

Deja un comentario

Redes Sociales

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: