Así nació el Jardín Escultórico de Edward James

Un lugar de debes visitar al menos una vez.

En el año de 1947 Edward James adquirió una plantación de café en Xilitla. De inicio James creo un jardín de orquídeas que fungió como un hogar de animales como ocelotes, serpientes, ciervos, flamencos y diferentes tipos de aves.

Así fue hasta 1962 cuando una helada terminó con prácticamente toda la vegetación. Por esto Edward decidió idear un un proyecto con la finalidad de proteger las plantas y animales que ahí vivían.

Para ello creó estructuras pero dándole su toque personal: elementos surrealistas; naciendo así maravillosas esculturas como “La escalera al cielo”, “El Portón de San Pablo” o “Las Manos del Gigante”.

Sus 37 hectáreas que mezclan el arte y la naturaleza han hecho de este el lugar más surrealista de México.

Cabe mencionar que el lugar también recibe el nombre de “Las Pozas” porque está inmerso en cascadas, pozas naturales y fauna. 

COMPOSICIÓN

Pareciera que el lugar carece de lógica y es que abundan pasillos amplios y angostos, unos cuantos llevan a las pozas y otros ningún lado, es un sitió laberíntico.

Hay también escaleras exclusivas para subir y para bajar y una torre de tres pisos que en realidad tiene cinco.

La construcción del lugar requirió más de 150 personas mismos que no se detuvieron sino hasta 1984, cuando Edward James falleció

Fue en 1991 después de una rehabilitación cuando el Jardín abrió sus puertas al público en general, posicionándose rápidamente como uno de los lugares emblemáticos de San Luis Potosí.

Sabemos que es uno de los lugares favoritos de los turistas que visitan la huasteca potosina, pero te invitamos a que te quedes en casa, muy pronto estaremos de vuelta.

Con información de: Turismo SLP y Publimetro

Deja un comentario