Vinos con sello potosino que tienes que probar

¿Eres fanático del vino? La tradición vinícola en México ha existido desde hace cuatro siglos.

Muy pocos saben que durante la época del Virreinato, San Luis Potosí era una tierra de vino, pero tal producción se vio afectada.

Su producción se vio afectada e interrumpida debido al movimiento de lucha de independencia.

Desde ese momento y hasta 2015 el estado ha incursionado nuevamente en la producción de estos fermentados de uva.

Y aunque poseemos pocas marcas en comparación con otros estados como Guanajuato o Querétaro, estas se han sabido posicionarse en el ranking de los mejores vinos de México y han sido premiadas.

Vino Pozo de Luna

Con 7 años en el mercado Pozo de luna es una de las marcas vinícolas que han sido reconocidas últimamente.

Se ubica en la hacienda El Jaralito y su objetivo es reforzar la relación entre San Luis Potosí y el vino.

Vino Pozo de Luna
Foto: Líder empresarial

Fundada en 2013, en 2016 presentó su primera producción. Siete años después, Pozo de Luna, se coloca formando parte de la nueva generación en el vino mexicano.

En septiembre de 2020 este vino obtuvo la Gran Medalla de Oro en el Concours Mondial de Bruxelles celebrado en Brno, República Checa.

Además la familia fue galardonada entre los doce mejores vinos de su clase en el concurso a nivel mundial Wine & Spirits Competition, con su producto Pozo de Luna Viogner.

Asimismo, un tercer premio obtenido fue con la etiqueta Pozo de Luna Merlort 2015, reconocido como el mejor Merlot de México.

Cava Quintanilla

Ubicada en el municipio de Moctezuma en el rancho «El sureño» a 45 minutos de la capital potosina fue de las primeras casas vinícolas en compartir su producción al mundo.

Los vinos de Cava Quintanilla son actualmente los más reconocidos a nivel estatal,.

Carlos Quintanilla

Fue en 2010, después de un viaje a Francia, cuando Carlos Quintanilla, director de esta marca, se se dio cuenta que las condiciones de la tierra y el clima eran similares a las de San Luis Potosí, por lo que decidió emprender a su producción en la entidad.

Fue hasta el 2015 cuando se liberó la primera cosecha para venta del público.

Inició con 60 hectáreas y hoy cuenta con 100, donde se cultivan 11 variedades tintas, como Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Nebbiolo, las que mejor se han adaptado al territorio.

El premio más reciente de Quintanilla fue durante el 2019. La marca obtuvo la medalla de oro enel«México Selection by Concours Mondial Bruxelles».

En 2017 recibió la distinción de la Medalla de Oro al Vino Laberinto Blend 2017, una mezcla de Cabernet Sauvignon-Merlot-Tempranillo, en un concurso de la revista El Conocedor, especializada en vinos.

Con información de: Líder empresarial

Deja un comentario